333 0

Estreñimiento en niños

lunes, septiembre 7, 2020

Los patrones de defecación varían de un niño a otro, así como sucede en los adultos. Lo que es normal para su hijo podría ser diferente de lo que es normal para otro niño. 

Los patrones de defecación varían de un niño a otro, así como sucede en los adultos. Lo que es normal para su hijo podría ser diferente de lo que es normal para otro niño. La mayoría de los niños defecan 1 o 2 veces al día. Otros niños podrían pasar de 2 a 3 días o más antes de defecar normalmente. Por ejemplo, si su hija es sana y defeca normalmente sin incomodidad ni dolor, defecar cada 3 días podría ser un patrón normal para ella.

Los niños que padecen estreñimiento pueden tener materia fecal (heces) dura, seca y difícil de excretar o que produce dolor al salir. Estas defecaciones podrían ocurrir todos los días o con menos frecuencia. Si bien el estreñimiento puede causar molestias y dolor, generalmente es temporal y puede tratarse. 

El estreñimiento es un problema común en los niños. Es uno de los principales motivos por los que los niños son derivados a un especialista, llamado gastroenterólogo pediátrico.

Aquí le presentamos información de la American Academy of Pediatrics (AAP) sobre el estreñimiento y sus causas, síntomas y tratamientos, así como también las formas para prevenirlo. 

¿Qué causa el estreñimiento?

El estreñimiento con frecuencia ocurre por una variedad de razones. 

Dieta. Los cambios en la dieta o no incluir suficiente fibra o líquidos en la dieta de su hijo, puede provocar estreñimiento.

Enfermedad. Si su hijo está enfermo y pierde el apetito, un cambio en su dieta puede desequilibrar su sistema y causarle estreñimiento. El estreñimiento puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos. El estreñimiento puede presentarse como resultado de algunas afecciones médicas, como el hipotiroidismo (actividad deficiente de la glándula tiroidea).

Retención. Su hijo podría retener su materia fecal por diferentes motivos. Podría retener la materia fecal para evitar el dolor de excretarla, lo que puede llegar a ser aún más doloroso si su hijo tiene dermatitis (sarpullido) del pañal pronunciado. Es posible que esté lidiando con cuestiones de independencia y de control; esto es común entre los 2 y 5 años de edad. Su hijo podría retener la materia fecal simplemente porque no quiere dejar de jugar por un rato. Sus hijos más grandes podrían retener la materia fecal cuando no están en casa, están de campamento o en la escuela, porque les da vergüenza o no les gusta usar un baño público.

Otros cambios. En general, cualquier cambio en la rutina de su hijo, como viajar, el clima caluroso o situaciones de estrés, podría afectar su estado de salud general y la forma en la que funcionan sus intestinos.

Si el estreñimiento no se trata podría empeorar. Cuanto más tiempo permanezca la materia fecal dentro del intestino grueso, más grande, dura y seca se vuelve, lo que hace más difícil y doloroso excretarla. Su hijo podría retener la materia fecal debido al dolor y esto crea un círculo vicioso. 

¿Cuáles son los síntomas del estreñimiento?

Los siguientes son algunos síntomas del estreñimiento:

 

-Muchos días sin defecaciones normales

-Materia fecal que es difícil de excretar o que produce dolor al excretar

-Dolor abdominal, como dolor de estómago, cólicos o náuseas

-Sangrado por el recto debido a desgarros llamados fisuras

-Incontinencia

-Pérdida de apetito

-Enfado o mal humor

También podría notar que su hija cruza las piernas, hace muecas, se estira, aprieta las nalgas o se retuerce en el piso. Podría parecer que su hija estuviera intentando expulsar la materia fecal, pero en realidad está intentando retenerla. 

¿Cómo se trata el estreñimiento?

El estreñimiento se trata de formas diferentes. Su pediatra le recomendará el mejor tratamiento para la situación de su hijo. En algunos casos, es posible que su hijo necesite un examen médico antes de que su pediatra pueda recomendarle un tratamiento. Por ejemplo, su pediatra podría necesitar ver el interior del cuerpo de su hijo y para esto podría usar radiografías para obtener estas imágenes. En la mayoría de los casos, no se necesitan pruebas. 

¿Se puede evitar el estreñimiento?

Como los patrones de defecación de cada niño son diferentes, conozca el patrón de defecación normal de su hijo. Preste atención al tamaño y consistencia usual de su materia fecal. Esto los ayudará a usted y al pediatra de su hijo a determinar cuándo ocurre el estreñimiento y cómo tratarlo de la mejor forma. Si su hijo no tiene defecaciones normales cada varios días o siente incomodidad para defecar, podría necesitar ayuda para formar hábitos de defecación adecuados. 

Fuente: Healthychildren.org

Comments

Leave your comment